lunes, 5 de julio de 2010

Munchen


El canto de la noche, la apariencia,
suya...

Alguien te deja ir
hacia ninguna parte
sin paz.
Irónico, si, irónico.

Mas me pesa este ataúd,
mas me encandila su luz,
Irónico, si, irónico.

Dejo en sus manos
toda la penumbra desde dentro.
Ha de ser luz pronto
en algún punto del universo.

2 comentarios:

adriana dijo...

abrazo alafoss
bien por la vuelta

MANTICORE dijo...

Correcta poesía,Alafoss.
Todo mi amor para vos.
PAPÁ